(via recharges)


(via recharges)


(via betrongs)


Anhelo un “nuestro primer beso”, un ” cuando te vi por primera vez”… Anhelo, anhelo y no llego, jamás llego, siempre tarde o simplemente no salgo a buscarte, no se como llamarte; sexo, amor, felicidad, no lo se, ¿lo sabes tu? Seguro que no. No se a quien le escribo, quizá a mi mismo. A esa parte inerte de mi interior la cual adolece de miedo, frustración y resignación.
Pues aquí te dejo este recado. No quiero que seas mis cadenas. DÉJAME VIVIR. Ya serás mi sepulturero, pero no quiero morir cada día.
Diario de Pablo, Pág. 15





(via nneverrlandd)